El triángulo del Fraude ¿Qué es?

Muchos han querido analizar cuáles son las razones que llevan a una persona a cometer fraude en una organización (por organización me refiero a empresa, entidad gubernamental, organización sin fines de lucro, etc.).  A Donald R. Cressey se le debe este modelo que consta de tres factores que hacen que una persona llegue a cometer fraude.

El primero elemento es motivación, y es lo que en primero término motiva el fraude.  En este caso, la persona puede tener problemas financieros o bien directamente el involucrado tiene un ánimo de lucro que lo lleva a cometer estos actos.

Algunos ejemplos de situación relacionados con el factor motivación son:

  • Imposibilidad de pagar las facturas
  • Adicción a las Drogas y Juego
  • Necesidad de alcanzar los objetivos de productividad
  • Deseos de tener un status superior

El segundo elemento del triángulo es la Oportunidad, y en este caso dado su conocimiento de la empresa la persona detecta/percibe una oportunidad para poder cometer el hecho.  Ya sea por su conocimiento de la operatoria, su nivel jerárquico, su posición de confianza, etc.

Uno de los componentes relevantes de esta segunda dimensión es la posibilidad que tiene el perpetrador de ocultar su accionar a lo largo del tiempo, aspecto fundamental para que la operatoria pueda ser mantenida a lo largo del tiempo.

Por último, el tercer elemento es la racionalización, que no es ni más ni menos la justificación que la persona hace de su accionar.  Alguno de los razonamientos que están implícitos dentro de este proceso de racionalización son los siguientes:

  • Solo estoy tomando prestado el dinero, lo voy a devolver
  • Me pagan poco y me merezco más plata
  • Lo necesito por mis hijos y mi familia
  • Mi jefe también lo hace

Como hemos visto algunos de estos factores pueden ser abordados por las Áreas de Auditoría Interna y otros no.

En lo que respecta a motivación, conocer a nuestros empleados es fundamental para resguardar un adecuado ambiente de control, como hemos visto en muchos casos nuestros empleados pueden estar pasando por situaciones que son “gatilladores” de una situación de fraude.

El segundo elemento, oportunidad, es el que considero el área de Auditoría Interna tiene más posibilidades de accionar, debido a que está directamente relacionada con al ambiente de control que hemos creado.  Si la persona tiene la necesidad, pero percibe, dado el ambiente de control interno existente, que es imposible poder cometer un fraude, no lo hará. 

Y el tercer componente, racionalización, también es muy difícil que podamos accionar, aunque si tenemos que instalar en nuestra organización una política de reglas claras y uniformes para todos, de tal forma de evitar el razonamiento de “si todos lo hacen..yo también”.

Como hemos visto, nuestra primer área de análisis es enfocarnos en el componentes oportunidad, si desarrollamos un marco de control interno que sea percibido por el resto de la organización como robusto estaremos reduciendo significativamente la posibilidad de fraude dentro de nuestras organizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s